Policíaca

¿Qué es la literatura policíaca?

La literatura policíaca funciona como el resto de la ficción, pero se nutre, como el género fantástico, de sus propias claves que se han ido incorporando a través de los autores y sus novelas.

Este taller trata justamente de conocer dichas claves para que no tener que estar redescubriendo la rueda una y otra vez. Seremos capaces de definir mejor las tramas, los personajes y los conflictos. Aumentará nuestra productividad y seremos capaces de ser originales sumergiendo al lector en la intensa experiencia que está buscando.

Las novelas policíacas están centradas fundamentalmente en un enigma a descubrir. Su motor principal es el misterio. Habitualmente se expone un hecho delictivo y la investigación del mismo. El enigma es la médula del relato policíaco y el detective es el sujeto revelador.

Una buena narración de este género exige un riguroso encadenamiento de hechos que conduzcan a suponer que el desenlace es el único posible. El final es la respuesta a los interrogantes que plantea de manera implícita o explícita el relato.

El relato policiaco incluye normalmente una víctima, un delincuente, un detective y la participación de una serie de personajes adicionales que permite multiplicar las pistas y los sospechosos.

En la actualidad este género incluye varios subgéneros, como la literatura detectivesca, la novela negra, el relato criminal o la de espías. Todos comparten puntos, pero esencialmente son dos las vertientes más importantes: La literatura detectivesca o novela problema y la novela negra.

¿Estás interesado? Use el formulario de contacto.